¿CÓMO DESARROLLÓ ESDEC SU SISTEMA FLATFIX WAVE?

Este artículo es traducción de la versión neerlandesa redactada por Joyce Beuken y publicada el 19 de abril de 2021 en www.solar365.nl

¿Cómo desarrolló Esdec su sistema Flatfix Wave?

Tras un largo e intenso proceso de investigación, Esdec presentó FlatFix Wave, un sistema de montaje de paneles sin herramientas de fácil instalación. Varias partes interesadas han colaborado estrechamente en el desarrollo de este sistema a fin de poder demostrar de manera independiente que funciona. ¿Cómo nació este concepto?

El Director de Investigación Jeroen Weller explica que FlatFix Wave fue el resultado de una intensa colaboración. «Hemos aplicado a este sistema todos los conocimientos que hemos adquirido a lo largo de los años». El lanzamiento de FlatFix Wave tuvo lugar en octubre del año pasado. ¿Qué diferencia a este sistema de montaje del resto?

«Esdec cuenta ahora con dos sistemas para cubiertas planas. Uno de ellos es FlatFix Fusion, que lleva ya algunos años en el mercado. Este sistema se ha desarrollado para hacer posible una construcción flexible en cubiertas con obstáculos o de forma diferente».

El canto de los pájaros

El sistema se lanzó a finales de 2020. Weller: «Analizamos todos los puntos de dificultad que presentaban todos los sistemas para cubiertas planas conocidos en el mundo hasta entonces e incorporamos las soluciones a este nuevo sistema». Según Weller, tal vez la ventaja más importante del sistema sea que no necesita herramientas. «Un instalador no tiene que llevar consigo ninguna herramienta a la cubierta Como las partes están premontadas, ya no es necesario atornillar nada». De este modo se ahorra mucho tiempo y molestias, pero también se garantiza una instalación a prueba de errores. «Como ya no hay que subir a la cubierta con un taladro inalámbrico, el trabajo de instalación es además mucho más silencioso. Esa es una ventaja adicional que se agradece. Nos dimos cuenta de esto cuando estábamos probando el sistema en la práctica y podíamos escuchar el canto de los pájaros».

Alto a la tradición

El sistema puede instalarse tan rápidamente que parece como si se instalase por sí solo, como una «ola» sobre la cubierta (de ahí el nombre de «Wave»). Con FlatFix Wave, los paneles no se fijan por los lados cortos, sino por el lado largo, a una distancia aproximada de una cuarta y tres cuartas partes. Una vez más, una opción acertada según Weller.

«La fijación de los paneles por los lados largos tiene la ventaja de que los sistemas pueden soportar mayores cargas de viento y nieve. Esto también es mucho más favorable cuando los paneles no dejan de aumentar. De este modo se evita sobre todo la formación de posibles microgrietas (fisuras en las celdas solares). Es por esto que muchos fabricantes de paneles recomiendan esta nueva forma de fijación».

Se realizaron otros pequeños ajustes en comparación con los sistemas tradicionales que resultaron una diferencia positiva de acuerdo con los cálculos. «Por ejemplo, el deflector de viento, placa lateral que cierra el lado abierto del campo, se ha hecho un poco inclinada de forma deliberada. Esto es mucho más aerodinámico y, por tanto, se necesita menos lastre.

Conflicto de intereses para llegar a un punto de equilibrio

El desarrollo de FlatFix Wave tuvo un doble enfoque, según Weller. «Por una parte, quieres maximizar el lastre en el nuevo sistema para aumentar su fiabilidad. Por otra, lo quieres minimizar por razones de conveniencia, coste y tiempo. Estos son intereses contrapuestos en los que los dos siguientes puntos de desarrollo tienen una fuerte influencia. En el desarrollo pudimos llegar a un punto de equilibrio. Hemos optimizado la aerodinámica, pero también hemos hecho que el acoplamiento mecánico esté lo más alto posible». Este acoplamiento lo logramos con estabilizadores trasversales muy fuertes a cada lado de la estructura formando mallados robustos. De este modo, los paneles están sólidamente unidos.

«En el desarrollo del sistema Wave, además de nuestros propios conocimientos y experiencia, hemos incorporado todos los conocimientos externos que pudimos encontrar en el proyecto. Consultamos o involucramos a varias partes interesadas, como empresas EPC, instaladores, organismos de certificación e instituciones de investigación técnica, así como a Peutz, nuestro socio para ensayos en el túnel de viento. Todo ello con el fin de desarrollar un sistema sólido y preparado para el futuro».

Del concepto al producto final

En colaboración con todas estas partes interesadas, se establecieron los requisitos y condiciones que debía cumplir Wave a lo largo de numerosas sesiones y se incorporaron al producto final. Se realizaron varias rondas de ensayo de todos los conceptos y versiones intermedias y se efectuaron los ajustes pertinentes.

«Además, a Peutz, nuestro socio para ensayos en el túnel de viento, le hicimos la siguiente pregunta: “Si pudieras diseñar el sistema perfecto para cubiertas planas desde el punto de vista de la aerodinámica, ¿qué requisitos debería cumplir?”. Una de las características que se incorporaron al diseño final fueron los deflectores de viento inclinados».

Weller habla de los distintos conceptos que se analizaron y que llevaron al diseño último del sistema. Evidentemente, no todas las características de estos conceptos llegaron al producto final. «Una versión anterior incluía un alerón para añadir presión inferior y tenía el frente y el lateral totalmente cerrados. El alerón funcionaba bien, pero resultó que no encajaba en el diseño de manera práctica». Seis meses después del lanzamiento del sistema, el equipo está muy ocupado: están trabajando intensamente en diversas configuraciones del sistema, como una orientada al sur, ya que el sistema actual está disponible en una configuración este-oeste y así poder dar todas las opciones en cuanto a orientaciones al cliente.

Este artículo es el primero de una serie de tres acerca de sistemas de montaje, ensayos en túnel de viento y verificación de los resultados de los ensayos. La segunda parte se publicará el 30 de abril.